Jul 1, 2021 12:10:09 PM | 5 Min Read

La importancia de las Nanoburbujas en la recuperación del fondo marino

Share
La importancia de las Nanoburbujas en la recuperación del fondo marino

Ver la noticia original en Portal del Campo.

Descomposición de Algas

El proceso de descomposición propio de las algas ocasiona un agotamiento del oxígeno disuelto en el agua, en  ausencia de niveles apropiados de oxígeno, los animales y plantas del ecosistema fallecen de manera masiva. Este fenómeno se convierte en un gran problema en industrias como la acuicultura, en la cual la prevalencia de un ecosistema sano es fundamental.

Fondo Marino

La proliferación de algas, es debido al exceso de nutrientes en el cuerpo de agua, ocasiona un enturbiamiento que imposibilita el paso de la luz hasta el fondo del ecosistema. En consecuencia, no es posible la fotosíntesis en el fondo del agua, disminuyendo la producción de oxígeno libre, agudizando la actividad metabólica de los descomponedores que consumen el oxígeno restante.

Javier Ulloa Gerente General de Austral Plus señala “El proceso de remediación se hace generalmente cuando los centros se encuentran en estado de descanso sanitario, debido a las condiciones del mismo - donde la concentración de oxígeno disuelto es muy baja y el nivel de materia orgánica muy alta. Por lo tanto, la frecuencia de remediación va a depender de cada centro y sus características específicas. El proceso de remediación deja al centro en condiciones de operar nuevamente”

El beneficio de las nanoburbujas

Un dato importante es que las nanoburbujas tienen una propiedad interesante que ayuda a combatir las algas que se producen cuando se agota el oxígeno disuelto “Hemos visto cómo los florecimientos explosivos de algas generan un daño muy fuerte al medioambiente, y son capaces de producir la muerte de miles de toneladas de peces. Las nanoburbujas evitan que las algas crezcan de esa manera porque van descomponiendo el exceso de nutrientes que facilita su crecimiento, y mantiene altos los niveles de oxígeno”, explica Javier Ulloa.

¿Cómo funcionan las nanoburbujas en el fondo marino?

Las Nanoburbujas, es un método de aireación altamente eficiente y amigable con el medio ambiente, que de hecho favorece a los peces y a los organismos vegetales que viven en el ecosistema.

Se actúa suministrando oxígeno continuamente al agua, manteniendo niveles adecuados y controlando los excesos de nitrógeno y fósforo con el fin de propiciar un ecosistema sano. Por otra parte, la misma emisión de Nanoburbujas en el agua mitiga las poblaciones de insectos acuáticos, promoviendo además bacterias benéficas, organismos bentónicos, salud de los organismos vivos y de nivel superior, ayudando a la recuperación del agua altamente contaminada, aportando a la prevención y reducción de la aparición de algas a través de la generación de bacterias aeróbicas que se encargan de su descomposición.

Por otra parte, proporcionan un suave efecto antioxidante, sin uso de productos químicos, que ha demostrado destruir las células de las algas y reducir sus niveles de toxinas, de forma mucho más eficiente que otros métodos.

Javier Ulloa concluye, “Para aplicar nanoburbujas al fondo marino, se debe contar con una embarcación equipada con todo lo que necesita: Generadores de nanoburbujas, Generador eléctrico, mangueras, difusores, bombas, etc, se lleva el barco al centro de producción y desde ahí se capta el agua de mar, se inyecta nanoburbujas con generadores, y luego se inyecta hasta el fondo marino, no se requiere de ningún tipo de químico o reactivo adicional, sólo oxígeno. La duración del procedimiento depende de las condiciones de cada centro, en promedio es de 1 mes, y el resultado es la disminución de la concentración de partículas orgánicas (fósforo y nitrógeno) a niveles inferiores a 9%, subir pH sobre 6.8, aumentar el Eh (redox) sobre 50 mV y la concentración de oxígeno disuelto por sobre 2.5 ppm.”

Related Posts