Reducción de emisiones de gases efecto invernadero y desafíos futuros de la acuicultura

Posted By
SHARE
gases efecto invernadero

La industria acuícola enfrenta una creciente demanda y desafíos significativos. Un estudio reciente, llamado “Greenhouse gas emission reduction opportunities for the Norwegian salmón farming sector”, destaca tanto las mejoras logradas como las oportunidades que tiene la industria para reducir las emisiones de gases efecto invernadero. 

En este blog, te contamos cómo la industria puede equilibrar su crecimiento con prácticas sostenibles y cómo las nanoburbujas pueden aportar en este aspecto.

Resumen del Estudio sobre los gases de efecto invernadero en el cultivo de salmón:

El estudio revela que las emisiones de GEI del salmón cultivado en Noruega son actualmente un 10% más bajas que en 2017. Sin embargo, se estima que el sector del salmón noruego emite alrededor de 5.2 millones de toneladas de CO2 equivalente, incluyendo emisiones de la cadena de suministro. 

Para abordar este desafío, se identificaron cinco opciones de mejora que, implementadas conjuntamente, podrían reducir las emisiones en un impresionante 60%.

Opciones para la Reducción de Emisiones:

  1. Eficiencia en la Alimentación: Mejorar ligeramente la eficiencia en la alimentación del salmón.
  2. Utilización de Subproductos: Aprovechar al máximo los subproductos en el procesamiento secundario después de la exportación.
  3. Transporte Marítimo en Lugar de Carretera y Aire: Optar por el transporte marítimo en lugar de las opciones más contaminantes, como el transporte por carretera y aire.
  4. Eficiencia Energética y Fuentes de Energía Más Limpias: Adoptar medidas para aumentar la eficiencia energética y utilizar fuentes de energía más limpias.
  5. Cambio en la Composición de la Alimentación: Modificar la composición de la alimentación del salmón.

Estas medidas, basadas en tecnologías existentes como las nanoburbujas, podrían reducir las emisiones actuales de producción de salmón de 5.2 a 2.1 millones de toneladas de CO2e.

Esto sugiere que, incluso con un escenario de crecimiento moderado que duplicaría la producción de salmón a 3.3 millones de toneladas, las emisiones totales del sector podrían reducirse en un 16%.

Situación en Chile

La industria del salmón en Chile, al igual que en Noruega, tiene la oportunidad de equilibrar su crecimiento con prácticas más sostenibles. Al ser uno de los sectores más importantes en la economía local, es crucial que la industria mejore sus prácticas y se dirija hacia un camino más sostenible. 

Con medidas bien implementadas, puede no solo expandirse para satisfacer la creciente demanda global de salmón, sino también liderar el camino hacia un futuro más sostenible y resiliente desde el punto de vista ambiental.

Las nanoburbujas como solución

Esta tecnología se ha posicionado últimamente como una excelente alternativa para disminuir los gases de efecto invernadero y mejorar los procesos en la industria acuícola de una forma sostenible. 

Dentro de los beneficios de las nanoburbujas que podrían ayudar a reducir los gases de efecto invernadero y el impacto de la salmonicultura, especialmente en Chile, se encuentran:

  1. Oxigenación mejorada: Las nanoburbujas mejoran la transferencia de oxígeno al agua de manera más eficiente que las burbujas convencionales debido a su tamaño diminuto y mayor área superficial. Un suministro adecuado de oxígeno promueve el crecimiento saludable de los peces.
  2. Reducción del estrés en los salmones: Un ambiente de cultivo más saludable puede resultar en un menor desperdicio metabólico y, por ende, en una menor producción de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4) derivado de los desechos orgánicos.
  3. Mejora de la calidad del agua: Las nanoburbujas contribuyen a la desinfección del agua al aumentar la eficiencia de los procesos de oxidación y reducción. Esto ayuda a reducir la necesidad de productos químicos desinfectantes, que a menudo generan subproductos no deseados y contribuyen a la liberación de gases de efecto invernadero.
  4. Minimización de la eutrofización: Las nanoburbujas también pueden contribuir a mantener la calidad del agua al mejorar la circulación y promover la mezcla. Esto puede ayudar a prevenir la acumulación de nutrientes en ciertas áreas del agua, reduciendo así el riesgo de eutrofización. La eutrofización es un proceso en el cual un exceso de nutrientes en el agua puede conducir al crecimiento excesivo de algas, lo que contribuye a la liberación de gases de efecto invernadero.

Una alternativa para que la industria continúe su desarrollo sostenible y que además, optimiza las operaciones de las faenas salmoneras. 

Nuestras nanoburbujas han demostrado tener la más alta transferencia de Oxígeno Disuelto, haciendo más eficiente los cultivos salmoneros del país. Si quieres enterarte de nuestros resultados y servicios, contáctanos aquí



Post relacionados

Celebramos el inicio de un nuevo año destacando logros y sumando nuevos objetivos para conseguir el futuro sostenible de la industria
Descubre cuál es el futuro de la salmonicultura en Chile y cómo nuestra tecnología puede ser la mejor solución para su desarrollo